GaciCuba
Grupo de Apoyo a las Cooperativas Independientes de Cuba

717 Ponce de Leon Blvd. Suite 326, Coral Gables, FL, 33134, Telef: (305) 446-2104

 

Noticias

Internacionales

Información
Técnica

Artículos

Documentos

Boletín

Correspondencias

Contribuciones

Fotos

Quienes somos

Opiniones

Enlaces

Portada

Index

 

 

 

   

La varroa y su impacto sobre las abejas
Por: Bernardo Pestano, Julio 31 del 2001

Varroa mite, es un ácaro, conocido como varroa jacobsoni, es un ectoparásito de las abejas (parásito que vive en la superficie de otro organismo), se alimenta de los adultos y las larvas de las abejas. Puede acabar con una colmena en 6 a 18 meses.

Hoy es el más serio problema de los apicultores mundialmente. Ha sido distribuido alrededor del mundo en forma descontrolada y fue detectado en l987 en los Estados Unidos y sobre todo en California.

En 1991 en ese mismo estado las primeras pérdidas se reportaron y en 1992 en el área de Sacramento los apicultores reportaron daños que superaban el 50 % en sus colmenares.

Los antecesores de la varroa comenzaron sus ataques con la abeja Apis cerana, abeja del oriente (Asia) en la cual no constituía un serio problema.

Fue detectada en la Apis mellifera importada a occidente desde esas regiones en 1960

En esta abeja ha ocasionado daños de envergadura como ya mencionamos anteriormente.

  ABEJA AFRICANA – BRASIL-

Las abejas africanas (AHB) que son las Apis mellifera scutellata, fueron introducidas en el Nuevo Mundo en 1956, por un prominente genetista brasileño, cuyo objetivo era cruzar las abejas africanas que eran de alta producción en ambientes tropicales con abejas de origen europeo o con la Apis mellifera mellifera primeramente.

Las abejas europeas son más indefensas comparadas con las africanas. La idea era que con la combinación de ambas, obtener una súper abeja tropical.

Otros planes con la abeja africana y sus híbridos salieron torcidos y resultaron ser dominantes los genes de la feroz abeja africana.

De Brasil pasaron a Suramérica y a Norteamérica, desplazando las abejas europeas.

Se encuentran distribuidas en el sur de Texas, Nuevo México, Arizona y California

En la práctica son inaceptables, para usarlas transportándolas a las áreas de cultivos como polinizadoras, como se hace usualmente con las otras abejas comerciales en USA.

Están impedidas de tenerlas o ser usadas cerca de las áreas pobladas y también de las zonas ganaderas, porque existe una prohibición al respecto.

Ha sido un gran impacto a los apicultores de México, los cuales llevaban a Estados Unidos abejas para usarlas polinizando y las regresaban a México nuevamente.

Aparentemente la influencia de la abeja africana se ha detenido un poco, a medida que ha aumentado el ataque del ácaro de la varroa.

Se ha conocido que la varroa es controlable con el uso de aceites esenciales de muy baja toxicidad ; y por otro lado acabar con el ácaro de la varroa, resulta un freno en el control de la africanización de las abejas, ya que éstas son altamente sensibles al ataque del mismo.

De cierta forma es una coincidencia afortunada. Suerte a los apicultores, porque así volverán a la tranquilidad con la desaparición de ambas plagas, el día que esto se logre.

 

 

©Copyright 2000 GACICUBA
Webmaster: Alexandria Library Incorporated