GaciCuba
Grupo de Apoyo a las Cooperativas Independientes de Cuba

717 Ponce de Leon Blvd. Suite 326, Coral Gables, FL, 33134, Telef: (305) 446-2104

 

Noticias

Internacionales

Información
Técnica

Artículos

Documentos

Boletín

Correspondencias

Contribuciones

Fotos

Quienes somos

Opiniones

Enlaces

Portada

Index

 

 

 

 

 

El Cultivo de la Papaya
Por Bernardo Pestano

Segunda parte

  Viveros:

Para el establecimiento de la plantación, es recomendable sembrar las semillas en envases, comúnmente en bolsas de polietileno, donde germinan y crecen las plantas durante las primeras etapas, bajo un cuidado esmerado.

La tierra que se utilice con este propósito debe ser suelta, porosa, aireada, de buena retención de humedad y buen drenaje. Si el suelo disponible no tieneestas propiedades conviene mejorarlo, mezclándolo con arena y materia orgánica, como son los estiércoles.

La desinfección de la tierra que se vaya a utilizar para llenar los envases del vivero, es una tarea bien meticulosa, a fin de prevenir las enfermedades fungosas y el ataque de los nemátodos e insectos del suelo, así como eliminar la germinación de las semillas de las malezas. Para estos fines, se puede utilizar el Bromuro de Metilo o la Formalina al 40 %, siguiendo las instrucciones de los diferentes productos.

La fertilización debe hacerse después de desinfectada la tierra, utilizando un abono completo tal como el 12_24_12, que como es lógico nos garantiza una apropiada nutrición con la presencia de macro elementos como son el Nitrógeno, el Fósforo y el Potasio. Por cada metro cúbico de tierra se adiciona 1/2 kilogramo de esta fórmula, distribuyéndolo o mezclándolo uniformemente.

Ya colocada la tierra en bolsas de polietileno, de un tamaño de 10 pulgadas de alto y 4 de ancho, se depositan no menos de 2 semillas, a una profundidad de 1 pulgada. Manteniendo la humedad requerida, debe estar germinada a los 25 días totalmente.

IMPORTANTE: No deben colocarse a pleno sol estas bolsas ya sembradas y debe garantizarse la suficiente luz, a fin de no retardar la germinación. A estos fines usemos algún pedazo de tela de tabaco, pencas de guano, tela metálica plástica, en una palabra evitar la exposición directa al sol hasta que las plántulas estén totalmente a flor de tierra.

Después que las plantas tienen 15 días de germinadas, se pueden reabonar utilizando una solución nitrogenada. Es muy común el uso de la urea 46 %, disuelta en agua a razón de 1 en 200 aproximadamente, Ej. 2 libras de urea en 50 galones de agua. Aplicar 150 cc por planta.

Las plantas del vivero estarán listas para transplantarlas, cuando alcancen 12 a 15 pulgadas de altura y con tallos del grosor de un lápiz.

SIEMBRA:

La siembra debe hacerse tomando como base un trazado previo del campo, donde se tomarán en cuenta diferentes factores y sobre todo la dirección del aire y la velocidad del mismo, no podemos olvidar el deficiente sistema radicular de esta planta y el peso al que puede estar sometida. Si son terrenos accidentados, tomemos en cuenta los arrastres, si son por el contrario planos, la necesidad de evitar los encharcamientos prolongados. Puede ser que resolvamos sin la necesidad de barreras o cortinas rompevientos. Garantizar un número de plantas en forma óptima es de suma importancia a la hora de los rendimientos y sobre todo cuando a los dos años de producción debemos estar listos para su demolición si comienza a dejar de ser rentable o tenemos problemas fitosanitarios incontrolables..

No es lo mismo sembrar un lote pequeño que un lote grande, si podemos atenderlo en forma manual o si tenemos que utilizar un equipo para las diferentes labores tales como fumigar, chapear las calles o levantar las zanjas de riego; y si regamos por la pata o usamos aspersores y después en la recolección si necesitamos una carreta para recoger las cajas rellenas de frutos, etc.  

Como diría un gran agrónomo y compadre mío, son los problemas del éxito. 

En la siembra, los hoyos de 8 pulgadas por 8 pulgadas y por 10 de profundidad. Esto es suficiente para que quepa el pilón de tierra en que vienen del vivero, se les quita el envase y se acomodan en el hoyo, de manera que queden al ras del suelo y bien asentados en el mismo.

Debe aplicarse en el transplante de cada mata, mezclado con la tierra del fondo del hoyo, 1/4 de libra de abono completo de la fórmula 12_24_12 o en su defecto la 15_15_15.

Aplicaciones periódicas cada tres meses de fórmulas completas como las mencionadas anteriormente, a razón de 1/2 libra por planta y de urea 1/4 libra por cada planta, siempre evitando en ambos casos, hacer contacto directo con el tallo o tronco.

La papaya es una planta de rápido y continuo crecimiento y muy exigente en agua, por lo que se requiere un adecuado suministro durante todas las etapas de su crecimiento.

Recomendamos en el mejor de los casos, la siguiente distancia de siembra: 3 metros entre plantas, en el surco y 3 metros de ancho en la calle. Esto nos garantiza una población de 1,000 plantas, con potencial de producción por hectárea o quizás un poco más.

PLAGAS Y ENFERMEDADES

Las plagas inciden negativamente en la producción de la papaya o lechosa, ocasionando daños a los tallos, hojas y frutos y en ocasiones transmiten enfermedades severas que pueden destruir las plantaciones.

De manera general se considera como plaga a cualquier organismo vivo capaz de causar daño o interferir en la producción de un cultivo.

Entre las principales están los áfidos, la mosca blanca, la mosca de la papaya, la primavera de la papaya, los salta_hojas y el taladrador del cogollo. (Afortunadamente no tenemos la presencia de la mosca del Mediterráneo(Ceratitis capitata) que ocasiona severos daños.

Entre las enfermedades de mayor importancia económica, están las siguientes:

Nombre                                   Agente causal

Antracnosis del fruto                 Colletotrichum gloesporioides

Falsa herrumbre                     Puccioniopsis caricae

Mildiu polvoriento                   Oidium sp.

Mosaico                                   Virus

Existen otras enfermedades virosas, no reportadas en nuestro país, como son la Mancha de anillo, la Muerte apical y el Arrugamiento del cogollo.

Nota: Manteniendo un control preventivo, aplicando los insecticidas y fungicidas necesarios en cada caso, tendremos lotes sanos y libres de insectos dañinos y trasmisores de enfermedades y mucho menos haciendo daños de consideración, en el follaje y los frutos de la papaya o lechosa.           

Se debe evitar el uso de Metil parathion 50 % EC, Lebaycid 50 %EC, ya que producen daños fitotóxicos. El Malathion 57 % EC, no debe emplearse en dosis mayores de 3/4 litros por 100 galones de agua, por la razón ante expuesta.

Fungicidas:

Zineb 75 % PH

Oxicloruro de cobre 50 % PH

Azufre 80 % PH

Insecticidas:

Malathion 25 % PH

Bi58   38 %  EC

Carbaryl 85 % PH

Es importante el uso preventivo de estos pesticidas y mucho más aún es la forma segura de su aplicación, haciendo uso de los equipos de protección y de la práctica exigente en la manipulación de los mismos, a fin de evitar el deterioro de la salud de los operadores y demás obreros agrícolas, que intervienen en las diferentes labores de este cultivo asi como de cualquier otro donde existan controles similares.